Mi experiencia con Victoza (Liraglutida)

Un nuevo medicamento inyectable para bajar de peso

Hace ya casi 2 meses que estoy usando este medicamento. Usé muchos años solo Metformina con altos y bajos debido a sus constantes efectos secundarios y ya estaba cansada de tantos malestares; eso, sumado a que me encontraba pasando por una decepción con el tema de la comida ya que me estaba costando mucho bajar de peso, me hizo consultar a un médico sobre si existía alguna posibilidad de usar otro medicamento para controlar la insulina.

Los insulino resistentes sabemos lo difícil que es bajar de peso una vez que la insulina está alta. Es nadar contra la corriente. Lo que nosotros bajamos de peso, la insulina sobrante lo convierte en grasa rapidamente.

Bueno, la respuesta del doctor fue sí y me recetaron un medicamento inyectable llamado Liraglutida cuya marca comercial es Victoza del laboratorio Novo Nordisk.

Es un medicamento relativamente nuevo indicado para diabetes tipo 2 y resistencia a la insulina, que hace el papel de una hormona llamada glucagón tipo 1 (GLP-1) que controla el apetito, regula la insulina y hace que el estomago se vacíe más lento provocando sensación de saciedad ¿Suena increíble verdad?

El doctor me indicó realizarme algunos examenes complementarios de tiroides (le llevaba los de mediciones de glucosa e insulina), ya que en los estudios realizados con ratones encontraron que podía provocar tumores tiroideos, así que está contraindicado en pacientes con antecedentes familiares de cancer de tiroides. Para mi fortuna mi tiroides se encontraba bien y no cuento con antecedentes familiares, así que pude empezar el tratamiento.

Es importante saber que el precio es bastante elevado. Acá en Chile vale aproximadamente $58.000 CLP por lápiz aplicador que son como 90USD (menos mal que tengo seguro complementario de salud que me cubre bastante del precio del medicamento, así que bien por eso).

La presentación del medicamento es un lápiz con una solución inyectable en que se puede regular la dosis girándolo a 0,6mg, 1,2mg o 1,8mg. Las agujas para el tratamiento no vienen incluidas en el remedio y se deben comprar aparte. Su valor es de unos $290 CLP cada una, unos 0,5USD.

Primero se parte con una dosis baja de 0,6mg para ir acostumbrándose al medicamento por 1 semana y luego, en mi caso, me dejaron con una dosis de 1,2mg que se mantiene. Con la dosis de 1,2mg cada lápiz aplicador dura 15 días, por lo que tengo que comprar 2 al mes.

Ahora vamos a cómo me he sentido:

Los primeros días se sentían bastantes efectos secundarios, pero fueron leves en comparación con como me siento con Metformina. Principalmente sentí sabor metálico en la boca, nauseas y algo de dolor de estómago no muy fuerte. A la semana habían bajado bastante y pude seguir con la siguiente dosis, de ahí me he mantenido y solo he notado algunos efectos secundarios cuando tardo en inyectarme el medicamento, lo que me deja de lección usarlo siempre a la misma hora. A mi me recomendaron aplicarlo en la mañana.

liraglutida-victoza

Sobre la aplicación, al principio movía la perilla giratoria del medicamento hasta la dosis, me agarraba un rollito del estómago, inyectaba, apretaba el embolo, contaba hasta 10 y retiraba la aguja. Ahora con el tiempo siento que cuando me agarro el rollito me duele más, así que solo me levanto la ropa y me inyecto rápido en el estómago sin pensar mucho. Me han quedado unas marcas de la aguja, pero son casi imperceptibles.

Respecto de los cambios que he sentido, estos son los principales:

1.- Me siento con el azúcar más estable, mi pulso anda mejor y me he notado menos tentada con cosas dulces, sobre todo en la tarde.

2.- Mi hambre a bajado mucho. Los primeros días creo que fue más por las nauseas, pero luego se mantuvo.

3.- Respecto de bajar de peso, sí he bajado. No es un medicamento exclusivo para eso, pero he notado que al controlar el hambre es ideal para quienes debemos llevar una dieta estricta para bajar de peso, ya que uno puede tomar mejores decisiones con la comida al no tener tanto hambre y ansiedad por comer. Es mucho más llevadero realizar una dieta con el medicamento y estoy más consciente de lo que como.

4.- Lo que si he notado mucho y me lo dijo el doctor, es la reducción de mi grasa abdominal y en ese sentido estoy contenta. Creo que más que peso he bajado volumen, lo noto en la ropa. Creo que este es el cambio que más he notado en estos 2 meses.

En general estoy feliz con el medicamento y lo seguiré usando para ver resultados al largo plazo. 

Espero que este resumen de mi experiencia inicial con el medicamento les pueda servir y encontrar la mejor alternativa para ayudar a mantener la insulina y el azúcar controlada.

Written by Lulamon

Amante de Internet, Pinterest y los gatos. Me gustan las manualidades, el agua y mi cocina es un laboratorio científico donde todo puede suceder.