Glucerna, una muy buena ayuda para la vida ocupada de hoy

glucerna

Hace unos días y después de harto tramitarlo fui a una muy buena nutricionista Pamela Reyes. Mis experiencias en el pasado habían sido bien nefastas y necesitaba alguien que nos ayudara a mi y mi marido a poder llevar una dieta saludable, pero entendiendo la vida que llevamos. En algunos periodos, como a muchos les debe pasar, ha sido súper fácil tomar buenas decisiones con la comida, pero en otros, como cuando fui a la universidad (y engordé 20 kilos) y hoy, en que tengo un bebé en casa y además trabajo, la verdad es que uno llega al hogar cansada y se come lo primero que se encuentra o se llama al delivery.

El peor error que los insulino resistentes cometemos es esperar muchas horas entre comidas, porque después sentimos un hambre voraz, no pensamos y comemos todo lo que se nos ponga al frente.

Así que uno de los cuantos tips maravillosos que nos dio nuestra nueva nutricionista familiar y que les quería compartir, es un producto que ha llegado hace poco tiempo a Chile, pero que lo venden en muchos países. Se llama Glucerna y es del laboratorio Abbott. Siempre veía el comercial de televisión y me daba la idea que era solo para diabéticos, pero no, es para personas con cualquier alteración en el metabolismo del azúcar, así que sirve perfectamente para personas con resistencia a la insulina y sobre todo para quienes como yo, necesitan cuidar la alimentación todo el tiempo o no bajamos jamás de peso.

Tiene varias propiedades que pueden revisar directamente en su sitio web, pero la principal característica es que sirve para reemplazar una comida principal del día y en mi caso ha sido útil sobre todo para la cena o cuando estoy trabajando y veo que se me va a pasar la hora de almuerzo y  dan ganas de comer “carbo-drogas” como eschuché la otra vez que las llamó el Dr. Ludwig Johnson.

Glucerna tiene carbohidratos de digestión lenta que evita que la insulina se dispare, por lo tanto tiene bajo índice glicémico, tiene 11g de proteínas por porción y quita el hambre. Según la nutricionista equivale a algo así como comer pollo con un poquito de arroz, con ensalada y una fruta, lo que es bastante.

La porción es de 237 ml, tiene un sabor muy agradable como a leche y es muy fácil de tomar. Lo pueden encontrar en versión liquida (a $1990 pesos chilenos aproximados) y en tarro (más conveniente a $15.000 pesos chilenos aproximados).

En otros países hay varios productos de Glucerna: barras de colación, batidos de sabores, etc. Ojala los tengamos pronto en Chile.

Escrito por Lulamon

Amante de Internet, Pinterest y los gatos. Me gustan las manualidades, el agua y mi cocina es un laboratorio científico donde todo puede suceder.