¿Tienes Fatorexia?

fatorexia

Hace unos días hablaba con una amiga que me decía: Estoy muy cansada de que la gente me diga que estoy gorda. Yo sé que tengo muchos kilos de más, pero mi problema es que me miro al espejo y ¡me encuentro regia! Fui al médico y me dijo que tengo que hacer algo por mi salud. Me cuesta tanto darme cuenta que talla usar y a veces siento que los demás no me ven como yo me veo. ¿Te parece familiar esta historia?, puede que tengas Fatorexia.

No estoy gorda

Las patologías de tipo estético están muy presentes en el mundo actual, la Fatorexia se puede definir como lo contrario a la anorexia. Hace pensar a personas definitivamente obesas que no lo están.

Las personas con fatorexia son personas que no tienen la percepción de que tienen sobrepeso u obesidad, se niegan a comprar ropa acorde a su talla real y no se dan cuenta de quizás no se ve tan bien como piensan.

La Fatorexia (o Megarexia) surge como un trastorno alimenticio contrario a la desgraciadamente popular “anorexia”. Se trata de nuevo, de una distorsión de la realidad en la cual el paciente no puede ser objetivo con su propio cuerpo. Con esta enfermedad de tipo digestivo las personas se ven delgadas cuando en realidad no lo están y tienen un exceso de peso.

Distorsión de la imagen

La británica Sara Bird ha escrito un libro llamado “Fatorexia: What do you see when you look in he mirror?” – Fatorexia: qué ves cuando te miras en el espejo, en el cual relata sus propias experiencias ante un trastorno de este tipo y aúna esfuerzos para que los médicos clasifiquen este trastorno como una nueva desviación de tipo alimenticio inverso a la anorexia. En la actualidad la comunidad médica todavía no reconoce la Fatorexia como un problema, aunque sus orígenes, lo mismo que en la anorexia, se basan en una distorsión de la propia imagen.

La Fatorexia puede ser muy peligrosa para la salud de la persona, como lo puede ser en la misma medida la obesidad. El exceso de peso conlleva unos riesgos añadidos que generan multitud de enfermedades que en un corto periodo de tiempo pueden convertirse en crónicas. El aumento del riesgo cardíaco, la hipertensión, así como problemas cardiovasculares no dejan de ser enfermedades relativamente frecuentes cuando se produce un exceso de peso en la vida diaria.

Tratamiento de la Fatorexia

La normalización y regularización de la dieta, con un régimen de comidas sano que permita conseguir una bajar de peso es el único tratamiento para la Fatorexia, junto con una terapia psicológica que ayude al paciente a cumplir con el tratamiento.

La obesidad no deja de ser un problema que afecta al conjunto de la sociedad actual, la cual no sólo tiene consecuencias estéticas, sino también y por supuesto, resultados negativos a nivel de salud. Y es que el llamado “exceso de peso” no solamente afecta a la condición adulta, sino también a la más tierna infancia, siendo un tipo de trastornos que requieren de un tratamiento adecuado.

Vía: La Fatorexia – Elcuerpo.es

Written by Lulamon

Amante de Internet, Pinterest y los gatos. Me gustan las manualidades, el agua y mi cocina es un laboratorio científico donde todo puede suceder.

Me siento muy identificada con el artículo, muchas veces digo “estoy bien, no soy gorda ni me siento así” pero otras veces. Cuando voy al médico o me subo en la balanza me doy cuenta que no es así que tengo sobrepeso y me siento muy mal, pero a los pocos días se me pasa y todo sigue igual. Quiero bajar de peso necesito hacerlo por mi salud principalmente pero no lo consigo.

MUY INTERESANTE ARTICULO, YO PASÉ POR LO MISMO, ESUVE EN LAIN, CON UCHOS NUTRIOLOGOS CHILENO DE RENOMBRE Y CLARO, HABIAN RESULTADOS, PERO A MUUUUUUUUUY LARGO PLAZO, CON DIETAS TERRIBLES POR MESES, HASTA QUE DESCUBRÍ HCG LA HORMONA DEL DR SIMEONS Y ME CAMBIÓ LA VIDA! 15 KILOS MENOS Y SOY MUY FELIZ…SI TE INTERESA SABER MÁS, AGREGAME A FACEBOOK. SALUDOS! ALEJANDRA.

Yo puedo decir que sufrí de eso cuando empecé a engordar, que fue durante mi época universitaria. A veces me decían “la gordita” y yo no podría imaginarme que hablaban de mi, me negaba absolutamente y en el espejo me veía a mi parecer igual que siempre, no me di cuenta como pasé de talla 40 a 46 en menos de un año, ni consideré que fuera importante. No pesqué cuando en las fiestas me empezaron a dejar de sacar a bailar y fui “al amiga gorda” del grupo, simplemente dejé de salir y encontré otras aficiones que me hicieron y hacen muy feliz, pero todo fue por mi ceguera. Hasta que no sé como algún día me cayó la teja… “soy gorda!” y después pasaron un par de años antes que me cayera la otra teja de “debo bajar de peso”.

Ahora han pasado 15 años de eso y si bien he logrado bajar de peso e incluso no tener unas obesidad declarada, si no que sobrepeso, me arrepiento de haber sido tan ciega y estúpida y dejarme estar. Hoy mi pareja es menos que yo y va por un camino parecido, le mostraré este artículo para ver si va dándose cuenta de su situación.

a mi me pasa algo así pero nunca como para ponerme ropa chica. pero les juro que en el espejo de mi habitación no me veo gorda. me doy cuenta de mi triste realidad cuando me veo en los reflejos de los vidrios o cuando me voy a comprar ropa y hasta la talla xl me queda apretada. claro que también es un hecho que la tallas son cada vez más chicas, pero es claro también que tengo sobrepeso porque mi IMC me lo indica así.

gracias a Dios creo que nunca me he desubicado para usar ropa excesivamente chica, si me he comprado ropa demasiado grande. definitivamente no tengo clara mi imagen, no soy capaz por ejemplo de comprar ropa sin probármela antes.

pd: he visto niñas jovenes gorditas y con short cortitos o con petos o poleras tan chicas que se les sale la guata para afuera…pero no creo que no se den cuenta, más que nada creo que son victimas de la moda.

Pido disculpas desde ya por lo que diré, pero la mitad de Chile tiene Fatorexia! Hombres y mujeres, es cosas de poner un poco de atención (no hablo de ser fijona) en sus ropas. He visto mujeres con ropa de ‘trabajo’ (formal) que claramente son para alguien de 2 tallas menos y lo peor es que, fuera de que se ven pésimo, me pregunto: no sentirán que algo les apreta/ahoga?. Además, hay personas que distorsionan ( o no quieren ver?) la realidad, por mucho que el entorno se encargue de demostrárselo. Eso me parece más grave aún.

Luego de mi comentario ultra superficial debo decir que claramente el mantener una vida lo más saludable posible (física y mental) desde niños es importante para el resto de tu vida y no hablo de ser deportista de elite o ser la persona más positiva o que nunca te haya ocurrido algo grave en la vida, sino que partir por un mínimo y luego, en la medida de lo posible, incrementar. Es la única forma de avanzar.

Está claro que los cambios no son del día a la noche, pero si no se pone ganas y esfuerzos, nunca podrás decir al menos ‘lo intenté’. Hay que recordar que los éxitos no están dados por el logro final, sino por lo que tuviste que vivir para llegar a ello.